Todo lo que te puede contar tu ciclo menstrual

¿Qué es el ciclo menstrual?

El ciclo menstrual es una sucesión de acontecimientos perfectamente sincronizados por diferentes estructuras y sistemas que empieza y termina con cada menstruación.

El ciclo menstrual se encuentra regulado principalmente por tres sistemas: el sistema nervioso central, representado por el hipotálamo y la hipófisis; el sistema reproductor femenino, representado por los ovarios y el útero; y por el sistema endocrino, que será el encargado de coordinar todos los procesos y la comunicación entre estos sistemas gracias a numerosas hormonas.

Juntos forman el eje HPO o el eje gonadal.

¿Por qué es importante conocer el ciclo menstrual?

El ciclo menstrual ha sido descrito, al igual que la temperatura corporal, la frecuencia cardiaca o la tensión arterial, como un signo vital, y por lo tanto, nos aporta información muy valiosa sobre nuestro estado de salud.

Si aprendemos cómo funciona y a interpretar las señales que nos da, podemos encontrarnos ante una herramienta muy valiosa para conocernos y atender nuestras necesidades. ¿No te parece increíble?

"El ciclo menstrual es el quinto signo vital"

– Paula Hillard, Ginecóloga y Obstetra.

Duración y fases del ciclo menstrual

La duración normal de los ciclos varía en todas las mujeres e incluso puede variar entre ciclos de la misma mujer.

La duración habitual y normal de los ciclos puede ser de 25 a 32 días, pero hay excepciones (tanto por abajo como por arriba).

Lo importante es poder valorar la salud de esos ciclos. No todos los ciclos regulares de 28 días son sanos.

Podemos diferenciar 2 fases que transicionan de una a otra gracias a la ovulación: la fase folicular y la fase lútea. Quédate, que te quiero contar qué ocurre en cada una de ellas.

Fase folicular

Esta fase comienza con el sangrado menstrual, siendo el primer día de menstruación el primer día de ciclo menstrual.

Durante esta fase, el hipotálamo detectará que no ha habido embarazo y comenzará a liberarse desde la hipófisis una hormona encargada de estimular y desarrollar los folículos ováricos: la hormona foliculoestimulante o FSH.

Con el paso de los días, tendremos un folículo desarrollado y preparado para romperse y liberar el óvulo. Esto en esencia, es la ovulación y ocurrirá gracias a otra hormona: la LH u hormona luteinizante.

Fase lútea

En este punto solo hay dos posibilidades: o embarazo, o menstruación.

Una vez se libera el óvulo, el folículo se transforma en el cuerpo lúteo. Una estructura capaz de producir la progesterona suficiente para que todos nuestros sistemas se preparen para un posible embarazo.

Si hay fecundación, el cuerpo lúteo seguirá produciendo progesterona hasta que la placenta esté formada y pueda tomar el relevo de la producción hormonal durante el embarazo.

Si no hay fecundación, el cuerpo lúteo se irá degradando poco a poco hasta convertirse en un tejido llamado cuerpo albicans.

El cuerpo entenderá que no ha habido embarazo y caerán los niveles hormonales en picado, hasta producirse de nuevo la menstruación, y por lo tanto, volver a iniciar un nuevo ciclo.

¿Qué debemos vigilar en nuestro ciclo menstrual?

Como bien te conté al principio de estas líneas, el ciclo menstrual nos da información sobre nuestro estado de salud. ¿Cómo? a través de algunos cambios y signos en nuestros ciclos que no son normales y nos deben alertar:

Dolor menstrual

La menstruación es un proceso naturalmente inflamatorio y podemos sentir una ligera molestia, sobre todo los primeros días. Si notamos dolor y es incapacitante o condiciona tu calidad de vida, pide ayuda.

¿El dolor te impide hace vida normal? ¿Te quedas en la cama porque no puedes ni levantarte? ¿Necesitas medicación para el dolor para tratarlo? ¿No se te pasa el dolor con medicación? Si has respondido sí a la mayoría de estas preguntas, se trata de dolor menstrual.

El dolor menstrual o dismenorrea a pesar de estar socialmente muy normalizado, no es normal y merece ser atendido y acompañado por tus profesionales de referencia.

Síndrome premenstrual

Si en cada ciclo los días previos a la menstruación sientes cambios físicos y emocionales incómodos y limitantes, no estás sola: es muy probable que se trate de síndrome premenstrual (SPM), y no, no es normal.

Los síntomas más habituales del síndrome premenstrual son:

  • antojos por alimentos dulces o muy sabrosos
  • cansancio excesivo
  • retención de líquidos
  • insomnio
  • migrañas
  • irritabilidad y cambios de humor
  • depresión
  • tensión mamaria
  • acné
  • náuseas
  • cambios en tus deposiciones: estreñimiento o diarrea.
  • niebla mental: falta de concentración y alteración de la memoria.

El síndrome premenstrual está tan aceptado socialmente como el dolor menstrual, pero no es normal. Se trata de un desajuste hormonal que hay que atender.

Sangrado abundante

El sangrado es abundante cuando contabilizamos más de 80 ml de sangre durante todos los días que dure el sangrado. Un sangrado abundante puede relacionarse con la presencia de miomas, adenomiosis, endometriosis, alteraciones tiroideas, o alteraciones en la coagulación, entre otras.

¿Cómo puedo evaluar y contabilizar el sangrado? conociendo la capacidad que tienen nuestros productos de higiene menstrual (copa, compresas, bragas menstruales, tampones, etc) y llevando un registro durante nuestra menstruación.

Ciclos irregulares

Cuando la duración de los ciclos pueda variar más de 2-3 días, podemos encontrarnos ante una dificultad en el proceso ovulatorio.

Esto puede ser causado por diversos factores: una alimentación inadecuada e insuficiente, problemas digestivos crónicos, estrés o por alteraciones hormonales como el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP).

Aparición de spotting premenstrual

Si los días previos a la menstruación tienes un manchado de color marrón, es muy probable que se trate de spotting premenstrual. La causa más común es el déficit de progesterona durante la fase lútea, pero también puede ser consecuencia de alteraciones tiroideas, entre otras.

Ausencia de la menstruación o amenorrea

La amenorrea fuera del embarazo o la lactancia materna nos indica que algo no va bien, y que por algún motivo, no hay ciclo menstrual.

Si quieres aprender más sobre tu ciclo menstrual, cómo registrar los signos y síntomas del ciclo menstrual y mejorar tu calidad de vida a través de la alimentación, pide cita en mi Consulta Online de Nutrición y Salud Hormonal.

¡Ya he ayudado a muchas mujeres a conocerse mejor y a tener las riendas de su salud!

¡Un abrazo fuerte!
Noelia

¡Bienestar y salud en tu bandeja de entrada!

Suscríbete a mi newsletter para recibir consejos prácticos, acceder a mis nuevos artículos y ser la primera en enterarte de todas las novedades.

Selecciona sobre qué te gustaría recibir novedades:

No tendrás spam, ¡prometido! Puedes leer mi política de privacidad para obtener más información.

¡Bienestar y salud en tu bandeja de entrada!

Suscríbete a mi newsletter para recibir consejos prácticos, acceder a mis nuevos artículos y ser la primera en enterarte de todas las novedades.

Selecciona sobre qué te gustaría recibir novedades:

No tendrás spam, ¡prometido! Puedes leer mi política de privacidad para obtener más información.